jueves, 5 de julio de 2007

Olvido

Hoy se me olvidó
que te olvidé,
y quise entonces devolver
los besos que te debo,
escribir el verso que te prometí
y repasar de nuevo
la lección de la vida
escrita en tu piel.
Sólo que la misma vida me tocó el hombro
y recobré la memoria.
Fe

No soy digno de que entres
en mi corazón,
pero un segundo tuyo
me basta para ser feliz.

3 comentarios:

Adriana dijo...

Hola, liiindisimos. Voy a recomendar tu blog. Es hermoso

Adriana

maría magdalena gabetta dijo...

Me emocionó este poema, es precioso y tiene un algo de dulce humildad que encanta. Un abrazo amigo poeta. Magda

Enrique Alegría Dulcamara dijo...

Olvido, EXCELENTE. Parece el retrato fisico de algo abstracto. Bien, Victor.